padre

En el día del padre, desde ICUA queremos hacer una llamada de atención a los padres españoles. Padre no hay más que uno, por ello se deben cuidar tanto como las madres. Muchos hombres no han interiorizado todavía la importancia de las revisiones periódicas, comenzando con una visita a los 40 años, una cita crucial en cualquier agenda masculina. Esta visita aporta una estimación del riesgo de padecer cáncer en el futuro y permite planear las revisiones subsiguientes. Aunque poco a poco los hombres van tomando más conciencia, todavía existe un miedo generalizado a la visita al urólogo, bien por temor a un diagnóstico no esperado o por miedo a las pruebas diagnósticas. Ese miedo se transmite y pasa a través de las generaciones. Esto explicaría que los españoles tarden una media de siete meses desde que notan los primeros síntomas de un problema urológico hasta que acuden al especialista.

Según nos explica el director del Instituto de Cirugía Urológica Avanzada, ICUA, el Dr. Fernando Gómez Sancha, la prueba del tacto rectal es la que más respeto suele dar a los hombres y sin embargo no es tan terrible. “Apenas molesta y es muy rápido pero muy útil para poder diagnosticar el cáncer de próstata, una patología muy frecuente en hombres”. También aclara que “nunca obligamos a nadie que no quiere hacerse un tacto rectal a hacérselo, es mejor que los hombres vengan a vernos aunque no se lo quieran hacer, ya que tenemos otros métodos diagnósticos”

Además comenta“Debemos ser buenos padres e intentar enseñar a nuestros hijos que la visita al urólogo es algo rutinario y normal. De esta forma, cuidaremos nuestra salud y ellos, en un futuro actuarán de la misma forma”.

El urólogo también destaca:“Una buena manera de tomar conciencia de la importancia de la revisión es planificar la visita al urólogo en coincidencia con la visita al ginecólogo de la mujer, ya que esta rutina por parte de la mujer está más aceptada, algo que debería ser de la misma manera para los hombres. Por lo general, el varón acude al especialista cuando la enfermedad ya está bastante avanzada”

De la importancia de la concienciación el especialista señala que el hombre suele acudir a la consulta del especialista más fácilmente cuando experimenta problemas de tipo sexual como la disfunción eréctil,  enfermedad que padecen 2 millones de españoles. Aquí el especialista añade:“El sexo es importante para el hombre y la pareja pero hay que dejar claro que la disfunción eréctil también puede ser un síntoma de una patología sistémica (hipertensión, diabetes, cardiopatías…) o bien de un problema urológico más grave que podía haberse detectado si se hubiera acudido a la revisión anual. De esta forma se podría haber diagnosticado precozmente la patología subyacente”.

Como última recomendación para adoptar en el seno familiar Gómez Sancha defiende que, “el urólogo es una asignatura pendiente de los padres españoles. Una vez que se cumplen los cuarenta la visita es obligatoria y debe ser anual a partir de los cincuenta años”. A partir de esa edad comienzan a aparecer  síntomas de hiperplasia benigna y cáncer de próstata, dos enfermedades que si se diagnostican a tiempo tienen mejor solución.

Finalmente, el Dr. Gómez Sancha destaca que hay que acudir al urólogo de inmediato si el hombre comienza a tener los siguientes síntomas:

  • Sangre en la orina.
  • Cambios en la forma de orinar como dificultad para orinar, chorro flojo, micciones muy frecuentes, urgencia para orinar, levantarse por la noche a orinar.
  • Dolor suprapúbico o lumbar.
  • Dificultad con las erecciones.
  • Incontinencia de orina.
  • Infecciones urinarias frecuentes.
  • Bulto en un testículo.

© Copyright - ICUA 2015