mitocondria

Un estudio ha logrado hacer que las células del cáncer de próstata vayan consumiendo su energía y terminen muriendo tras administrar dos fármacos experimentales. La investigación ha sido realizada por el Laboratorio Cold Spring Harbor, en Estados Unidos, y publicado en Cell Reports, muestra como estos fármacos son capaces de inhibir la actividad de la mitocrondria, acabando con la actividad de la célula.

Según uno de los portavoces los fármacos no tienen efectos negativos sobre las células sanas y hacen una destrucción selectiva de las células. Los fármacos han sido obtenidos de raíces de plantas como la rotenona o la deguelina y se han administrado en ratones que carecían de los supresores tumorales PTEN y p53, un elemento común en los pacientes con cáncer de próstata avanzado. Según el estudio además los pacientes sin estos supresores tumorales, son vulnerables a los fármacos inhibidores de las mitocondrias (encargadas de dar energía a la célula).

Al administrarles los fármacos, las células tumorales se vieron obligadas a consumir toda la glucosa almacenada para así obtener energía. El consumo de glucosa excesivo llevo a la célula a la autodestrucción por carecer de energía.

Se abre una nueva vía en el tratamiento del cáncer de próstata en el futuro con esta investigación.

Si deseas conocer los tratamientos actuales para el cáncer de próstata, puedes hacerlo en el enlace descrito a continuación de nuestra web:

http://www.icua.es/urologia-avanzada/cancer-de-prostata/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015