ropa de baño

La humedad y el calor favorecen el crecimiento de microorganismos. Es por ello que siempre en verano se recomienda, especialmente a los pacientes con cistitis de repetición, que no permanezca mucho con el traje de baño mojado y que, además, sea sustituido por prendas secas.

Los molestos síntomas de la cistitis son varios como ganas permanentes de orinar, escozor o irritación. El bañador mojado contra la piel permite que se reproduzcan los microorganismos en la uretra causantes de la cistitis. Con la humedad del bañador y el calor, antes mencionados, se incrementan las posibilidades de padecer esta patología que afecta principalmente a las mujeres.

Este tipo de infección es más frecuente en las mujeres por una cuestión física. Éstas tienen la uretra más corta y es más fácil que los microorganismos asciendan por ella de forma más rápida. El bañador húmedo y el calor pueden alterar el equilibrio y con ello favorecer la aparición de la infección.

Además de seguir la recomendación de quitarse el traje de baño húmedo, los expertos dan otras pautas para prevenir la infección urinaria. En el enlace descrito a continuación puedes ver esos consejos:

DECÁLOGO PARA EVITAR LAS INFECCIONES URINARIAS ESTE VERANO

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015