La uretra es, básicamente, el conducto excretor de la orina que se extiende desde el cuello de la vejiga hasta el meato urinario externo. En ambos sexos realiza la misma función, sin embargo, presenta algunas diferencias de las que es interesante destacar. En las mujeres, la uretra mide cerca de 3.5 cm de longitud y se abre al exterior del cuerpo justo encima de la vagina. En los hombres, la uretra mide cerca de 20 cm de largo, pasa por la glándula prostática y luego a través del pene al exterior del cuerpo. En el hombre, la uretra es un conducto común al aparato urinario y al aparato reproductor.

Por tanto, su función es llevar al exterior tanto la orina como el líquido seminal. En los hombres, la uretra parte de la zona inferior de la vejiga, pasa por la próstata y forma parte del pene. En la mujer, sin embargo, es mucho más corta pues su recorrido es menor. Está adherida firmemente a la pared de la vagina, no pasa por la próstata -las mujeres carecen de este órgano- y no tiene, como en el hombre, una función reproductora.

No hay que confundir el uréter con la uretra. No son lo mismo. Su función es parecida, transportar la orina de un lugar a otro pero, mientras que el uréter es el encargado de conducir la orina de los riñones a la vejiga, la uretra la conduce de la vejiga al exterior. Ambos son dos partes fundamentales del sistema urinario y ambos son conductos que transportan la orina, pero presentan diferencias.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA ESTENOSIS DE URETRA?

Las estenosis uretrales son procesos muy frecuentes que se desarrollan como consecuencia de traumatismos (introducción de instrumentos o cuerpos extraños en la uretra, fuerzas externas, “piercing” uretral etc.) o infecciones (uretritis).

Afectan primordialmente a los varones dada su longitud uretral y cursan con estrechamiento de la luz uretral secundario a un proceso cicatricial del cuerpo esponjoso (espongiofibrosis), de longitud y profundidad variable; pueden ser únicas o múltiples y afectar a cualquier segmento uretral.

La consecuencia lógica de las estenosis de uretra es la obstrucción de la micción, por ello se suelen presentar con los siguientes síntomas:

La obstrucción a largo plazo puede llegar a deteriorar la función de los riñones de forma reversible o irreversible.

La elección del tratamiento inicial es crucial, ya que la primera oportunidad es la mejor de todas. Es preciso basar la decisión sobre el tratamiento a realizar en una evaluación diagnóstica adecuada.

ESPECIALISTAS ICUA

Dr. Fernando Gómez Sancha