El tratamiento del cáncer de próstata localizado con HIFU (ultrasonidos focalizados de alta intensidad) utiliza energía ultrasónica u ondas sonoras, para calentar y destruir áreas específicas de tejido prostático. Esto se consigue mediante la introducción de una sonda de tratamiento guiada por un brazo robótico que se introduce en el recto del paciente. Esta sonda obtiene imágenes de ls próstata mediante ultrasonidos y permite al urólogo destruir selectivamente la próstata entera o las zonas de la próstata donde se localiza el tumor.

Durante el tratamiento con HIFU, las ondas sonoras pasan a través del tejido sano (la pared rectal) sin causarle daño. Sin embargo, en el punto focal de las ondas sonoras (como una lupa que enfoca los rayos solares para quemar una hoja) la temperatura se eleva a 90 grados centígrados destruyendo el tejido seleccionado.

Ventajas terapéuticas sobre los tratamientos de cáncer de próstata tradicionales:

  1. El tratamiento dura de una a tres horas
  2. Se realiza como un procedimiento ambulatorio o con ingreso de 24 horas bajo anestesia espinal (epidural)
  3. El tiempo de recuperación es mínimo
  4. Usualmente, los pacientes se recuperan pocas horas después del procedimiento y pueden retornar a un vida normal en pocos días
  5. Los estudios internacionales muestran que el HIFU tiene bajas tasas tanto de disfunción eréctil como incontinencia urinaria, con una eficacia similar a otras técnicas de tratamiento del cáncer de próstata localizado

¿QUIÉN ES EL CANDIDATO PARA EL TRATAMIENTO CON HIFU?

El tratamiento con HIFU es más eficaz en hombres que padecen de cáncer de próstata en etapa temprana, localizado, que no se ha extendido fuera de la próstata. Se recomienda que usted discuta con su médico su historia clínica para confirmar si es un candidato o no para tratamiento con HIFU.

Muchos pacientes que han sido sometidos a radioterapia externa experimentan un incremento en el PSA y al realizar una biopsia se descubre que el cáncer ha recidivado. Estos pacientes también pueden ser candidatos para tratamiento con HIFU. Adicionalmente, algunos pacientes con recurrencia local de cáncer de próstata después de prostatectomía radical pueden ser candidatos para HIFU.

¿CÓMO SE REALIZA?

Normalmente se realiza en dos tiempos quirúrgicos, en el mismo acto quirúrgico (en pacientes con próstatas pequeñas) o en dos operaciones separadas (en pacientes con próstatas grandes). Primero se extirpa endoscópicamente el tejido hiperplásico benigno de la próstata en unos 30 minutos. Nosotros realizamos este paso con láser verde porque pensamos que permite realizar una extirpación muy eficaz de este tejido, con mínimo riesgo de sangrado y de complicaciones. En el segundo tiempo, el paciente se coloca en la mesa de tratamiento HIFU, y se le introduce la sonda de tratamiento para destruir el tumor prostático.

POTENCIALES EFECTOS SECUNDARIOS Y TASA DE COMPLICACIONES

El tratamiento con HIFU es no invasivo y en casos favorables preserva los nervios responsables de la potencia. Adicionalmente, el procedimiento no lesiona los músculos que controlan la función urinaria. Aunque algunos estudios han demostrado bajas incidencias tanto de impotencia como incontinencia después del HIFU, los pacientes deben discutir todos los efectos secundarios y complicaciones con sus médicos antes de someterse al tratamiento.

BENEFICIOS DEL TRATAMIENTO CON HIFU

HIFU usa energía limpia. El paciente no es expuesto a radiación que pueda debilitar o dañar las células y tejido que rodean la próstata

  • HIFU es no quirúrgico, causa sangrado mínimo y es menos invasivo que otros tratamientos
  • HIFU se realiza bajo anestesia espinal (epidural) eliminando riesgos asociados con la anestesia general
  • El tratamiento con HIFU se puede repetir si es necesario
  • Los pacientes pueden buscar otras opciones de tratamiento (radiación, crioterapia, cirugía, etc.) si el tratamiento con HIFU no es suficiente para controlar el tumor
  • HIFU puede ser utilizado como tratamiento de rescate para recurrencia local de cáncer de próstata tras radioterapia o cirugía
  • HIFU preserva la calidad de vida del paciente al minimizar los efectos secundarios tales como impotencia e incontinencia

ESPECIALISTAS ICUA

Dr. Fernando Gómez Sancha