La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina que produce un problema higiénico o social. Tiene un impacto significativo en la calidad de vida de los hombres que la padecen.

En los varones, es más frecuente la incontinencia urinaria por urgencia provocada por el crecimiento o hiperplasia prostática benigna. En estos casos, el tratamiento de la incontinencia podrá ser medicamentoso aunque en la mayoría de las ocasiones la cirugía de la HBP resuelve la incontinencia. Si no lo hace, es posible inyectar toxina botulínica en la vejiga para aplacar los espasmos vesicales involuntarios que generan los escapes de orina.

La causa más frecuente de incontinencia masculina es una lesión del mecanismo esfinteriano generalmente después de la cirugía prostática, o bien para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (que puede afectar al 1-4% con la cirugía abierta o la resección transuretral clásica, o a menos del 1% en la cirugía con láser) o bien por los tratamientos del cáncer de próstata (con incidencia variable, entre el 1 y el 20%)

Cuando los intentos de rehabilitación del suelo de la pelvisy el esfínter externo fracasan, es posible recurrir a diversas técnicas quirúrgicas para su corrección, entre las que destacan dos:

  1. La implantación de un cabestrillo suburetral fijo o ajustable con anestesia espinal, una intervención sencilla, que se realiza bajo anestesia espinal, con un ingreso breve, fundamentalmente para pacientes con incontinencias leves o moderadas.
  2. En las incontinencias graves, o totales, la solución de la incontinencia se suele conseguir con la implantación de un esfínter urinario artificial.

ESPECIALISTAS ICUA

Dr. Fernando Gómez Sancha