laparoscopia

La cirugía laparoscópica es una alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta tradicional que se realiza a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal (0,5-1 cm). Insertando en ellas una cámara de vídeo (laparoscopio) y los instrumentos quirúrgicos (pinzas, tijeras, bisturí) el cirujano puede ver los órganos abdominales en un monitor de televisión y accionar sus instrumentos desde el exterior, ejecutando las operaciones sin introducir sus manos dentro del cuerpo.

La introducción de gas (CO2) favorece la visión del interior del abdomen creando un espacio amplio para desarrollar la cirugía. La cámara ofrece una visión magnificada de los órganos abdominales, permitiendo una mayor precisión y un manejo más delicado de las estructuras vitales.

Operaciones que tradicionalmente necesitaban grandes incisiones entre 12 y 20 cm con postoperatorios entre 7-15 días, hoy pueden realizarse a través de tres o cuatro pequeñas incisiones (0,5-1,5 cm. y la estancia hospitalaria puede ser tan corta cómo 24 horas en algunos casos.

Las operaciones laparoscópicas ofrecen los mismos beneficios terapéuticos que las operaciones abiertas tradicionales, aunque tienen ventajas significativas para el paciente:

  • Disminución del dolor en el postoperatorio
  • Menor sangrado durante la cirugía
  • Menor riesgo de complicaciones en el postoperatorio (infecciones, hernias…)
  • Estancia hospitalaria reducida
  • Recuperación más rápida después de la cirugía
  • Evita grandes incisiones, mejorando los resultados cosméticos

PROCEDIMIENTOS LAPAROSCÓPICOS EN UROLOGÍA

  • Nefrectomía laparoscópica: Técnica de extirpación del riñón utilizada en casos de riñones no funcionantes a causa de enfermedades benignas.
  • Nefrectomía radical laparoscópica: Extirpación del riñón completo, incluyendo la fascia de Gerota y los ganglios regionales, en casos de tumores renales malignos.
  • Nefrectomía parcial laparoscópica: Técnica de extirpación de tumores renales de hasta 4-5 cm de diámetro, con preservación del riñón.
  • Crioablación renal laparoscópica: Técnica de destrucción de tumores renales mediante la aplicación de frío. El acceso laparoscópico permite la inserción de las agujas de crioterapia en el tumor
  • Nefroureterectomía laparoscópica: Extirpación del riñón, ureter, y un parche de vejiga en tumores de la pelvis renal y/o ureter.
  • Pieloplastia laparoscópica: Técnica de reparación /reconstrucción de la vía urinaria en la zona de unión entre la pelvis renal y el ureter en casos de estrechez o bloqueo que impide el drenaje adecuado de la orina, produciendo dilatación (hidronefrosis) y afectando la función renal.
  • Nefropexia laparoscópica: Técnica para fijar el riñón en su localización adecuada en pacientes que sufren síntomas secundarios a una movilidad anormal del riñón.
  • Resección laparoscópica de quiste renal: Técnica para tratar quistes renales.
  • Prostatectomía radical laparoscópica: Extirpación de la glándula prostática en pacientes con cáncer de próstata. Ésta técnica puede realizarse con preservación de los nervios responsables de la función eréctil del pene, según las circunstancias individuales.
  • Ureterolitectomía laparoscópica: Abordaje mínimamente invasivo para extraer quirúrgicamente los cálculos urinarios del ureter.
  • Pielolitectomía laparoscópica: abordaje mínimamente invasivo para extraer quirúrgicamente los cálculos urinarios del riñón.
  • Ureterolisis laparoscópica: Técnica de movilización de uno o ambos uréteres cuando están obstruidos por la fibrosis retroperitoneal.
  • Linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica: Extirpación de los ganglios linfáticos retroperitoneales en pacientes con cáncer de testículo en estadios clínicos I o II A/B. Con esta cirugía se evita una gran incisión abdominal desde las costillas hasta el pubis.
  • Linfadenectomía pélvica: Extirpación de los ganglios linfáticos de la región prostática en pacientes con cáncer de próstata, para la realización de un correcto estadiaje tumoral.
  • Adrenalectomía laparoscópica: Extirpación de la glándula suprarrenal en pacientes con aumento del tamaño debido a enfermedades benignas (feocromocitoma, adenoma) o malignas (cáncer, metástasis).
  • Cistectomía radical laparoscópica y derivación urinaria: Extirpación de la vejiga urinaria en pacientes con cáncer de vejiga y reconstrucción de la vía urinaria, utilizando una pieza de intestino para crear un conducto a la piel del abdomen (conducto ileal- derivación incontinente) o una nueva vejiga conectada a la piel del abdomen (continente o no) o a la uretra (derivación ortotópica continente).
  • Enterocistoplastia de aumento laparoscópica
  • Laparoscopia en el diagnóstico y tratamiento de la criptorquidia o testículo oculto: Técnica de exploración de la pelvis menor para la localización de testículos ocultos (criptorquidia) y su tratamiento mediante fijación en la bolsa escrotal (orquiopexia) o su extirpación cuando el testículo no es viable.
  • Varicocelectomía laparoscópica: Técnica para el tratamiento de dilatación de las venas del testículo, que pueden causar dolor o infertilidad.
  • Cirugía laparoscópica de la incontinencia urinaria femenina: Técnicas para la corrección de la incontinencia urinaria mediante la suspensión de la vejiga urinaria.
  • Cirugía laparoscópica del prolapso vaginal: Técnica para corregir el descenso de los órganos de la pelvis femenina: vejiga (cistocele), recto (rectocele), útero o cúpula vaginal.

ESPECIALISTAS ICUA

Dr. Richard Gaston