En la actualidad, el tratamiento de los cálculos urinarios puede realizarse de manera mínimamente invasiva con técnicas endourológicas (ureteroscopia, cirugía intrarrenal retrógrada o nefrolitotomía percutánea). Para ello, se necesita un dispositivo que rompa eficazmente y de una manera segura los cálculos. Esto se ha conseguido con el láser HolmioYAG, actualmente considerado como la referencia más efectiva y segura (sin daño de los tejidos del cuerpo)

Permite romper las piedras de cualquier composición, en cualquier localización del aparato urinario con el menor daño tisular posible. De esta manera se evitan las grandes incisiones de hace unos años, permitiendo la recuperación e incorporación precoz a la vida habitual del paciente.

ESPECIALISTA ICUA

Dr. Luis Llanes González