Alrededor del 80 % de las cirugías que se realizan en nuestro país actualmente se hacen mediante técnicas de laparoscopia. En lugar de realizar grandes incisiones la laparoscopia recurre a pequeños orificios en la piel para introducir los instrumentos quirúrgicos y una cámara de alta resolución que permite al cirujano operar sin tener que realizar grandes incisiones en la piel.

Hoy en día parece algo normal e incluso rutinario pero en la década de los 80 no era tan frecuente realizar estas técnicas mínimamente agresivas, siendo habituales las cirugías “a cielo abierto” que conllevaban mayor riesgo para los pacientes.

Uno de sus grandes defensores desde sus comienzos ha sido el doctor Richard Gastón. Es un urólogo francés que ha dedicado toda su carrera a tratar el cáncer de próstata mediante laparoscopia. En el año 1992 inventó la técnica de prostatectomía radical laparoscópica de próstata para sanar este tipo de cáncer, el más frecuente entre los hombres mayores de 50 años. Posteriormente se ha dedicado a su mejoramiento y su difusión en todo el mundo.

Esta técnica ha supuesto toda una revolución, mejorando significativamente la experiencia de los pacientes que deben realizarse una prostatectomía. Consiste en la extirpación de la glándula prostática cuando está afectada por un cáncer y éste cáncer se encuentra en un estadio localizado. Este procedimiento consiste en la separación de la próstata de la vejiga y la uretra para su posterior extirpación. Una vez realizada la extirpación se cose la vejiga a la uretra para reconstruir el tracto urinario.

La incorporación de la técnica laparoscópica permite, además de la eliminación del tejido canceroso, una mayor precisión quirúrgica ya que el cirujano puede –mediante un monitor- visualizar mucho mejor las estructuras anatómicas. Otras ventajas para el paciente que el Dr. Richard Gastón defiende son la rápida incorporación de éste a su vida cotidiana, un ingreso hospitalario más breve y un menor sangrado durante la intervención que evita transfusiones de sangre, bastante más necesarias en las cirugías abiertas.

Precisamente por las ventajas descritas el Dr. Richard Gastón se ha convertido en uno de los mayores expertos de Europa en esta técnica quirúrgica, realizando una media de 500 intervenciones anuales y dedicando parte de su tiempo a la formación de nuevos profesionales que recurren a su dilatada experiencia para adquirir conocimientos de la mano de uno de los mejores conocedores en el mundo.

El Dr. Richard Gastón no sólo ha destacado por sus intervenciones laparoscópicas sino que además se ha convertido en un referente mundial en cirugía laparoscópica robótica, que utiliza el ya famoso robot “Da Vinci”, introducido en el mercado en el año 1999 y que actualmente es utilizado por doce centros españoles.

La cirugía robótica permite a los especialistas obtener una mayor precisión y además llegar a lugares inaccesibles para otras técnicas como la cirugía abierta. En el campo de la urología y más concretamente en el área del cáncer de próstata este tipo de cirugía permite mejorar los resultados de la prostatectomía radical en cuanto a la recuperación funcional del paciente o lo que es lo mismo, la continencia de la orina, la preservación de la erección y la reducción de los plazos de recuperación postoperatoria.

 El Dr. Richard Gastón ha sido reconocido mundialmente por su gran labor en la mejora e investigación en el desarrollo de las técnicas mínimamente invasivas y reconoce abiertamente que la cirugía laparoscópica tiene grandes ventajas frente a la cirugía tradicional abierta para el paciente.

 

© Copyright - ICUA 2015