Los más golosos podrían estar de suerte y es que al parecer y según los diferentes estudios un componente del cacao es positivo para prevenir las piedras en el riñón. La teobromina es un alcaloide procedente del árbol del cacao. Con sabor amargo se encuentra en más o menos cantidades dependiendo del tipo de cacao. De esta forma cuanto más puro es el cacao hay más presencia de teobromina. Según un estudio realizado por el grupo de Litiasis renal de la Universidad Islas Baleares este alcaloide sería capaz de retrasar la aparición de los cálculos renales.

Para llevar a cabo el estudio, en un primer momento se empleó orina artificial. Ya en una segunda fase participaron veinte voluntarios que dieron cuatro muestras de orina. En la primera no habían consumido chocolate; en la segunda habían tomado 40g de chocolate negro; en la tercera tras haber consumido 40g de chocolate en polvo y una ultima tras tomar 40g de chocolate con leche.

Cabe destacar que ninguno de los participantes cambio su dieta aunque sí que se les dio una pauta muy sencilla y es que no podían tomar derivados del cacao más que los incluidos en el estudio y en los días indicados. Tampoco podían tomar cafeína o derivados, una restricción con la que se pretendía tener certeza de que la teobromina ingerida era a través del consumo de chocolate.

Como conclusión aquellas personas que consumían chocolate negro y chocolate en polvo tuvieron una creación menor de cristales de ácido úrico en orina. Por otro lado el chocolate con leche no provocaba este efecto por lo que no sería de utilidad para prevenir los cálculos renales.  Según los resultados la teobromina podría ser un buen aliado para prevenir los cálculos renales.

Desde ICUA y como siempre indicamos que no hay milagros en la prevención de enfermedades. De esta forma animamos a los pacientes a consultar al especialista antes de tomar cualquier tipo de suplemento o complemento aunque sea de origen natural.

 

© Copyright - ICUA 2015