Un estudio realizado por especialistas australianos y publicado en Diabetes Care ha intentado desvelar la relación existente entre la enfermedad renal en etapa terminal y la edad de aparición de la diabetes. Es decir, intenta demostrar que cuanto más temprano es el diagnóstico de la diabetes, más posibilidades hay de desarrollar en un futuro la enfermedad renal.

Para realizar la investigación se tomaron los datos obtenidos entre 2002 y 2013 a 1,1 millones de personas registradas en el Plan Nacional de Diabetes del país (NDSS). Los investigadores pudieron determinar que durante los primeros diez y quince años tras el diagnóstico de la diabetes los pacientes con edad más avanzada tenían más posibilidades de padecer enfermedad renal en etapa terminal.  Los portavoces explican que la incidencia acumulada de enfermedad renal terminal en pacientes entre 10 y 29 años es del 11,8 por ciento y en pacientes diagnosticados entre los 30 y 39 años es de 9,3 por ciento.

El estudio respalda la teoría que indica que el retraso de la aparición de la diabetes reduce el riesgo de enfermedad renal terminal. Es por ello que animan a los especialistas a llevar un mayor control de la nefropatía diabética en pacientes con diabetes tipo 2. También explican la necesidad de contemplar la edad de aparición de la diabetes tipo 2 como un factor de riesgo para la enfermedad renal debido a que la incidencia aumenta a medida que aumenta la duración de la diabetes.

Finalmente en la investigación se pudo comprobar que los hombres tienen una incidencia más alta de enfermedad renal y que en gran parte puede ser como consecuencia de los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 y es que obesidad, hipertensión y dislipidemia son más frecuentes en el varón.

© Copyright - ICUA 2015