Un estudio publicado en Clinical Journal of the American Society of Nephrology ha dejado de manifiesto el riesgo de enfermedad renal crónica que padecen los fumadores pasivos.

El estudio realizado en Corea del Sur ha contemplado los datos obtenidos, entre los años 2001 y 2014, de 131.196 personas no fumadoras. Se dividieron en tres grupos: personas expuestas al humo del tabaco más de tres veces por semana, aquellas que tenían una exposición de menos de tres días y finalmente personas que no inhalaban nada de humo de tabaco. Los participantes tuvieron además que contestar a un cuestionario.

Los resultados han mostrado como aquellas personas expuestas más de tres veces por semana tuvieron un 66 por ciento más de posibilidad de desarrollar enfermedad renal crónica que aquellos que no inhalaban absolutamente nada de humo. Los participantes que inhalaban menos de tres días por semana tuvieron un riesgo de un 59 por ciento más.

Además en otro análisis se pudo comprobar que la posibilidad de padecer la enfermedad se adelantaba una media de 8,7 años por la exposición al humo del tabaco.

Los investigadores se posicionan y explican la necesidad de ser más estrictos con el consumo de tabaco para así poder poner freno a la enfermedad renal crónica y a otras patologías asociadas al consumo de tabaco, tanto activo como pasivo.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015