Una investigación realizada por el Salk Institute for Biological Studies, de Estados Unidos, y el Instituto de Bioingeniería de Cataluña ha conseguido crear mini riñones con riego sanguíneo en tan solo veinte días.

El estudio publicado en la revista Nature Materials explica que este avance permite llevar un paso más allá las investigaciones de las enfermedades renales.

Las células madre que han empleado para el desarrollo de estos riñones son pluripotentes humanas y permitirán desarrollar tejidos con los que probar la respuesta de a los fármacos e incluso, según sus portavoces, en un futuro realizar trasplantes.

Ya en 2013 se había logrado crear miniriñones quiméricos y en 2015 se habían mejorado empleando células humanas y de ratones. Los expertos aseguran que además del origen de las células utilizadas, siendo estos nuevos procedentes de células humanas, existen otras diferencias como el tiempo de desarrollo de los mismos, que se ha reducido a veinte días. Además estos riñones se asemejan a los de un feto de seis meses, tres mese más de maduración que los anteriores.

Los organoides han sido desarrollado en un biomaterial, similar al del ambiente embrionario y con membrada de embrión de pollo se ha logrado que tengan riego sanguíneo y que crezcan.

Los expertos explican que la importancia de la investigación se debe a que en laboratorio directamente se podrá comprobar la reacción de ciertos perfiles de pacientes renales así como los pacientes con diabetes ante los fármacos. Finalmente con el avance se podría conocer el origen de la formación de vasos sanguíneos de este complejo órgano y estudiar el crecimiento de las nefronas. Una investigación que en un futuro no muy lejano podría acercar a los enfermos renales a la medicina efectiva y personalizada.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015