Investigadores de la Facultad de Medicina de Washington y publicado en Journal of the American Society of Nephrology han sintetizado por primera vez un virus adeno-asociado, con la capacidad de llevar material genético hasta el riñón y así reparar los daños provocados por la enfermedad renal crónica. En la terapia génica se emplean los virus virus como vehículos capaces de reparar anomalías genéticas causantes de muchas enfermedades, pero en patologías como la enfermedad renal crónica no se había probado hasta el momento.

Es por ello que esto es un gran avance ya que, por primera vez, se ha logrado sintetizar un virus capaz de ir directamente hasta las células renales y repararlas, abriendo así la puerta a las terapias génicas renales.

El diez por ciento de la población mundial padece enfermedad renal crónica, patología para la que no existe cura en la actualidad. La mayor parte de los pacientes no descubren su enfermedad hasta que es tarde y por ello muchos necesitan tratamiento renal sustitutivo. Según los autores de la investigación la terapia génica podría suponer una vía de tratamiento para estos pacientes, pudiendo enlentecer el daño celular de los riñones.

Los expertos señalan que estos virus- adenoasociados, son muy parecidos a los que provocan el resfriado y que no son peligrosos para el ser humano.  En ratones y en órganoiodes -obtenidos a partir de células madre humanas- se pudo comprobar que este virus-adenoasociado llamado Anc80 era eficaz transportando material genético hacia el riñón.

Según los expertos este vector denominado Anc80, además de ser útil en la enfermedad renal crónica, podría ser empleado en un futuro en el tratamiento génico de la fibrosis renal.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015