Una investigación publicada en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences‘ ha logrado identificar una sustancia denominada Neuropéptido Y (Npy), que está presente en el cerebro y que también se encuentra en la unidad de filtrado del riñón.

Uno de los portavoces de la investigación asegura que descubrir esta sustancia es positivo ya que, en un futuro podría ser bloqueada, dando paso a posibles tratamientos para la enfermedad renal y sus complicaciones.

En concreto han hablado de la enfermedad renal proteinúrica. Los expertos encontraron esa sustancia, la Npy, en las células denominadas podocitos. Estas células son las encargadas de enviar señales erróneas, dañando así el glomérulo o lo que es lo mismo, la unidad de filtrado del riñón. Esta condición permite que se filtren muchas proteínas en la orina, una situación conocida como proteinuria. La investigación mostró que el Neuropéptido Y Npy se desarrolló en el cerebro y en el riñón de forma simultánea.

Para profundizar más en este fenómeno se estudiaron a dos grupos de ratones, unos con la capacidad de producir Npy y otros sin esa capacidad. Al analizar a los roedores se pudo comprobar que los que carecían de Npy estaban protegidos de desarrollar la enfermedad renal diabética y no diabética.  Es por este motivo que finalmente los ratones con enfermedad renal recibieron un bloqueante del receptor Npy2 (receptor celular de este proceso) y con ello desarrollaron una enfermedad renal menos grave.

Finalmente los investigadores aseguran que es un gran avance en el conocimiento de la enfermedad renal crónica que podría permitir el desarrollo de nuevas terapias y con ello frenar la enfermedad.

© Copyright - ICUA 2015