Durante la XII Reunión llevada a cabo por la Sociedad Española de Nefrología se han expuesto diferentes conclusiones sobre la enfermedad renal y sobre la vida de los pacientes. Durante la misma uno de los datos fundamentales ha sido que más del cincuenta por ciento de los pacientes con enfermedad renal y mayores de 65 años requieren de diálisis para seguir viviendo.
Esta enfermedad hace que cada año una media de 6800 personas necesiten de un tratamiento renal sustitutivo, o bien por trasplante o bien mediante diálisis.

Según las cifras oficiales ofrecidas en la reunión la enfermedad renal esta indudablemente asociada a la edad, teniendo más incidencia como consecuencia de enfermedades como hipertensión, obesidad o diabetes. Por millón de población la tasa de tratamiento renal sustitutivo se sitúa en 496 pacientes al año. Estas cifras son de personas mayores de 75 años. Además la enfermedad renal crónica se sitúa en 2929 personas por millón y como curiosidad las cifras más altas se sitúan en el rango situado entre los 65 y 74 años, concretamente serían 3247 personas por millón.

Según las cifras mostradas en la reunión los especialistas explican que es necesario un cambio de mentalidad en el trato del paciente renal así como crear acciones preventivas y de concienciación para que las personas mayores sean conscientes de que la edad es un factor de riesgo de una enfermedad silente y muy peligrosa. Finalmente en la reunión, tal y como hemos mencionado antes, se ha hecho hincapié en la necesidad de tratar de forma adecuada la patologías que de por sí son peligrosas pero que también son factores de riesgo y agravan la enfermedad renal crónica, haciendo necesaria la diálisis o incluso el trasplante.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015