Un estudio publicado en American Journal of Transplantation y realizado por el servicio de Nefrología del Hospital de Bellvitge de Barcelona ha llegado a la conclusión de que los pacientes trasplantados de riñón no son más vulnerables que otros a la hora de sufrir de forma aguda los síntomas del coronavirus.

Según el estudio, que ha sido observacional, la mortalidad de estos pacientes es similar a la media entre las personas ingresadas por COVID-19.  En concreto se trata de un 27 por ciento y siendo la causa principal del fallecimiento la neumonía con síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Destacan que estos pacientes son especialmente sensibles por la inmunosupresión secundaria por el tratamiento que reciben para que el riñón no sea rechazado. Aún así los resultados indican que no hay grandes diferencias. La edad no supuso una diferencia aunque sí que mostraron que la obesidad si que fue una de las variables más importantes para desarrollar el síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Los expertos participantes en la investigación explican que estos resultados pueden ser útiles para el manejo de los tratamientos para evitar el rechazo del órgano.

© Copyright - ICUA 2015