Un estudio realizado por el Imperial College London, en Reino Unido, y en el que se han analizado los datos de 372 pacientes, ha mostrado que aquellos con enfermedad renal crónica o una lesión renal aguda tienen más riesgo de morir por covid-19.

Los datos de la investigación fueron recopilados entre el 10 de marzo y el 23 de julio de 2020 y contemplaban los resultados de esos 372 pacientes ingresados en la UCI de cuatro centros de Reino Unido. La investigación ha sido publicada en la revista Anaesthesia.

De los participantes, el 51 por ciento (216) tenía algún tipo de insuficiencia renal y el 45 por ciento desarrollaron una lesión renal alguna durante su estancia hospitalaria. El 13 por ciento ya tenía de antes enfermedad renal crónica y el 42 por ciento no tenía ni enfermedad renal crónica ni lesión renal aguda.

El dato que se debe destacar es que los pacientes que desarrollaron una lesión renal aguda no presentaban antecedentes de la enfermedad antes de ingresar en la UCI. Esto lleva a los expertos a relacionar la aparición de la lesión renal con la infección por covid-19.

En la investigación también se puedo descubrir que los pacientes sin problemas renales tenían mortalidad del 21 por ciento.

Aquellos con una lesión renal aguda, provocada por el covid-19, presentaban una mortalidad del 48 por ciento.

Los pacientes que tenían diagnosticada una enfermedad renal crónica antes de su ingreso hospitalario, tenían una mortalidad del 50 por ciento y en caso de tener una insuficiencia renal en etapa terminal, su mortalidad era del 47 por ciento.

Los pacientes que habían recibido un riñón a través de trasplante dentro del estudio fueron siete. De ellos, fallecieron seis. Por este motivo, se les califica como pacientes altamente vulnerables.

Finalmente, los portavoces de la investigación destacan la vulnerabilidad y la alta tasa de mortalidad que presentan los pacientes renales frente al coronavirus.

© Copyright - ICUA 2015