Como cada año por estas fechas y ante la subida de las temperaturas la Sociedad Española de Nefrología (SEN) hace una serie de recomendaciones dentro de las que se encuentra llevar una dieta sana, hacer ejercicio regular y mantener hidratado nuestro cuerpo. Estas pautas son indispensables para evitar los problemas renales. Dentro de lo que se considera una dieta sana y equilibrada hay que tener en cuenta la reducción del azúcar, la sal, loa aditivos y el alcohol.

Además de estas pautas, que son sencillas y que pueden evitar algún que otro susto como una crisis por los tan dolorosos cólicos nefríticos, los expertos señalan que además ante la situación actual hay que extremar las precauciones para evitar el contagio por covid-19. Llevar medidas de higiene se convierte en indispensable para los pacientes con problemas renales ya que son más vulnerables y un perfil de riesgo. También añaden que el riñón, según lo que se ha podido comprobar en los últimos meses, es uno de los órganos más afectados por el coronavirus. Señalan sus portavoces que la función renal de los pacientes infectados tenía un gran deterioro que podría llevar a tratamientos de sustitución.

Según las cifras oficiales 1735 pacientes con tratamiento renal sustitutivo, hasta finales del mes de julio, se habían contagiado por la enfermedad, un 2,8 por ciento de los pacientes con este tratamiento en España. El 60 por ciento se curaron y el 26 por ciento de los pacientes infectados en diálisis o trasplantados, fallecieron.

Finalmente los especialistas insisten en la necesidad de concienciar sobre ser exhaustivos a la hora de mantener las medidas de seguridad frente al coronavirus, especialmente estos pacientes.

© Copyright - ICUA 2015