Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública Bloomberg, del Johns Hopkins, en Estados Unidos, ha analizado la influencia que podría tener una dieta basada en la ingesta de vegetales en el desarrollo de la enfermedad renal crónica. La investigación analizo la información de 14.686 adultos registrados en el estudio Atherosclerosis Risk in Communities.

Los resultados del estudio, realizado durante una media de 24 años, mostraron la aparición de 4,343 nuevos casos de enfermedad renal crónica y también que las personas con una dieta saludable basada en alimentos vegetales tenían un 14 por ciento menos de esta enfermedad.

De los participantes, aquellos que tenían menor ingesta de vegetales en la dieta mostraron un 11 por ciento mas de riesgo de padecer enfermedad renal crónica.  Asímismo la relación entre el riesgo de enfermedad renal crónica y una dieta rica en vegetales fue especialmente relevante entre aquellos que al comienzo del estudio tenían normopeso. Es decir, que el riesgo de aparición de la enfermedad disminuía en aquellas personas con un peso adecuado.

Este hallazgo pone una vez más de manifiesto que la dieta basada en fruta, verdura, granos enteros y legumbres y con control de las proteínas con más grasa puede ser la mejor forma de controlar la salud del riñón. De la misma forma la prevención de la obesidad y mantener un IMC adecuado puede ser también un seguro de vida. En definitiva, y desde ICUA como siempre animamos a seguir la dieta mediterránea con control de las grasas. Comer de todo pero con moderación y practicar ejercicio regular puede ser la mejor forma de evitar males mayores en el futuro.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015