No suele ser muy común debido a que los lugares más frecuentes de la metástasis suelen ser las glándulas, los huesos y los pulmones. Aun así es posible que las células cancerígenas se extiendan hacia los testículos y, por lo general y según los estudios, suele ser un síntoma de enfermedad avanzada.

Un trabajo realizado en la Clinica Urológica de la Academia Militar de Serbia, en conjunto con el departamento urológico de la Clínica de Banja Luka, en Bosnia Herzegovina .ha mostrado los datos de un paciente de 48 años al que tras realizarle una biopsia transrectal debido a tener un recuento elevado del PSA, se le diagnosticó un adenocarcinoma de próstata. Al cabo de nueve años tras el diagnóstico inicial y tras comprobar nuevamente que tenía el PSA elevado, se realizó un análisis histopatológico y se comprobó que el paciente había desarrollado cáncer en el testículo izquierdo.

El estudio, recogido en Urotoday explica que la metástasis en un testículo es una rareza. Al paciente se le aplicó una orquitectomía (extirpación de testículo) junto con más terapias oncológicas. Finalmente se concluye que el paciente posee buena calidad de vida y un controla de la enfermedad a largo plazo.

Si deseas conocer más sobre este caso curioso puedes hacerlo mediante el siguiente enlace:

https://www.urotoday.com/recent-abstracts/urologic-oncology/prostate-cancer/91632-metastasis-of-prostate-adenocarcinoma-to-the-testis.html

El cáncer testicular es poco frecuente pero tiene alto porcentaje de curación cuanta más pronta es su detección, al igual que el prostático. Por eso y, como siempre insistimos desde ICUA en la necesidad de que los varones acudan a revisiones periódicas urológicas.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015