Las cifras muestran que por cada cuatro hombres diagnosticados de cáncer de vejiga  tan solo hay una mujer con la enfermedad, siendo la tasa de mortalidad de un 3,2 por ciento en el varón y un 0,9 por ciento para la mujer.  La mayor parte de estos cánceres se presentan en la vejiga mientras que tan solo un cinco por ciento aparece en el tracto urinario superior.

El cáncer de vejiga tiene una mayor incidencia entre los 55 y 65 años pero es a partir de los setenta años cuando se convierte en la principal causa de hematuria (sangre en la orina).

Como dato positivo casi el noventa por ciento de los diagnósticos se realizan en estadios superficiales, lo que facilita su tratamiento.

No se sabe a ciencia cierta  por qué los hombres son más vulnerables ante la enfermedad aunque los estudios relacionan la exposición laboral a determinadas sustancias como hidrocarburos y clorados entre otros, como un factor de riesgo. Este tipo de exposiciones se producen habitualmente en plantas industriales de tintes, petróleo y pintura,  empleos en los que hasta hace relativamente poco era más frecuente la contratación de varones.

La historia familiar parece ser un factor de riesgo pero no tan reseñable como por ejemplo el tabaco, que es el causante del cincuenta por ciento de los casos de tumores uroteliales. Esto se debe a que las sustancias nocivas y cancerígenas del tabaco se expulsan a través de la orina.

Si deseas conocer cuáles son los síntomas del cáncer de vejiga así como los tratamientos actuales, puedes hacerlo mediante el siguiente link de nuestra web:

https://www.icua.es/urologia-avanzada/cancer-de-vejiga/

En caso de requerir una cistectomía parcial o total, la recomendación más segura es la cirugía robótica. Descubre cómo se realiza en nuestra unidad de robótica:

https://www.icirugiarobotica.com/procedimientos-urologia/cirugia-robotica-vejiga/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015