Una investigación realizada por los Departamentos de Urología, y de Dietética y Nutrición, de la Universidad estadounidense de Kansas ha intentado evaluar el impacto que tiene la nutrición y la dieta en pacientes que han sido sometidos a una cistectomía.

Según las estadísticas, la desnutrición es uno de los problemas asociados al cáncer de vejiga. Además las reservas musculares reducidas, es decir, unos índices bajos de masa muscular en estos pacientes hacen que los pronósticos y los resultados de los tratamientos no sean tan optimistas como los de otros tipos de cáncer.

En la investigación sostienen que éstos son problemas que a menudo, especialmente el de la nutrición del paciente, no se abordan. Para llevar a cabo el estudio se discutieron las herramientas actuales de evaluación nutricional, como por ejemplo la evaluación global subjetiva generada por el paciente.

Al final del estudio se concluyó que los pacientes con cáncer de vejiga deben seguir un control nutricional riguroso y exhausto por parte de los especialistas. Estos pacientes tienen un riesgo de deficiencias nutricionales específicas que deberían ser controladas, monitoreadas y corregidas con la finalidad de mejorar los resultados de los tratamientos.

Con este control nutricional, que incluya pautas alimenticias adaptadas a sus necesidades y deficiencias, permitiría mejorar en general la vida del paciente y su calidad de vida.

Si deseas conocer el estudio puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32192890/

© Copyright - ICUA 2015