Un artículo publicado este mismo mes de octubre en BJU Interntional y realizado por la Facultad de Medicina, Enfermería y Ciencias de la Salud de la Universidad Monash, en Australia, ha analizado el abordaje que se debe seguir en pacientes que padecen lesiones medulares y cáncer de vejiga simultáneamente.

El tumor de vejiga es uno de los más preocupantes en todo el mundo, especialmente en los países desarrollados, donde las tasas de mortalidad y recurrencia son significativas. Es por ello que el diagnóstico y el tratamiento adecuado y precoz son esenciales para el manejo de la enfermedad. El tabaco, antecedentes familiares o irritación crónica de la vejiga son algunos de los factores de riesgo que pueden hacernos sospechar de un posible cáncer.

Los pacientes con lesiones en la medula espinal son más vulnerables a padecer muchos de estos riesgos. También suelen tener una combinación de secuelas neurológicas post lesión medular, estasis unitaria, mayor riesgo de infecciones del tracto y la necesidad -muchas veces- de cateterización, que hacen que estos pacientes desarrollen en mayor medida tumores de vejiga.

Por los motivos anteriores y según las conclusiones mostradas en el artículo  publicado en Urotoday, la vulnerabilidad de estos pacientes ante el cáncer hace que sean necesarios el desarrollo de pautas  y protocolos, tanto de detección como de tratamiento.

Si deseas conocer más sobre este artículo, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

Articulo original

Para saber más sobre el cáncer de vejiga y sus factores de riesgo en la población en general, en el link siguiente:

Cáncer de vejiga

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015