Un test de orina es capaz de predecir si un paciente tendrá en un margen de diez años, cáncer de vejiga.  La investigación publicada en EBioMedicine y llevado a cabo por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cancer ha intentado determinar si es posible con esa antelación predecir el cáncer mediante una prueba de orina.

La prueba de orina busca las posibles mutaciones en el gen de la transcriptasa inversa de telomerasa o TERT, una alteración que se asocia al cáncer de vejiga. Según la portavoz del estudio esta prueba podría mejorar el diagnóstico precoz y al tratarse de una prueba no invasiva podría favorecer la detección temprana y con ello mejorar su tratamiento.

La prueba de las mutaciones de la transcriptasa inversa de telomerasa tiene como ventaja que busca la detección aunque no hayan aparecido síntomas previos.

Para llevar a cabo el estudio se analizaron muestras de orina de 50045 participantes, a los que se les realizó un seguimiento de diez años. De los participantes 38, desarrollaron cáncer de vejiga asintomáticos. A partir de ahí se evaluaron las mutaciones del promotor TERT de esos 38 individuos comparándolos con 152 pacientes sin cáncer de vejiga.

Los resultados mostraron que las mutaciones del promotor TERT podían detectarse diez años antes del diagnóstico de la enfermedad, en el 46,7 por ciento de los casos asintomáticos. En cualquier caso y lo esperanzador de la prueba es que no se produjo ningún falso positivo.

El estudio ha sido llevado a cabo entre investigadores de la  Universidad de Ciencias Médicas de Teherán, en Irán, y del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, expertos que aseguran que la prueba sería efectiva, rápida y no invasiva.

Si deseas conocer los mecanismos actuales de detección del cáncer de vejiga, puedes hacerlo mediante nuestra página web:

https://www.icua.es/urologia-avanzada/cancer-de-vejiga/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015