Resultados de ensayos preclínicos de la Universidad de Australia Meridional, publicados en la revista International Journal of Pharmaceutics, han conseguido lograr una mejora de un cuarenta por ciento de la abiraterona. La nueva formulación, que podría reducir efectos secundarios como la diarrea o la hinchazón articular, permite que el medicamento sea eficaz en una dosis mejor combinándolo con una formulación a base de aceite.

Esto se podría deber a que la base de aceite permite mejorar la absorción del fármaco y por tanto se hace más efectivo y menos invasivo para el paciente.

EL fármaco se disuelve dentro del aceite y se encapsula en microparticulas porosas de sílice. Esta mezcla se transforma en un polvo que puede dosificarse en cápsulas o tabletas. Como detalle se reduce la dosis de 1000mg a 700mg por dia y no hay necesidad de ayunar para mejorar su absorción por el paciente.

Según los autores de la investigacion son muchos los pacientes con cáncer de próstata que se podrían beneficiar de esta nueva formulación, debido a la gran flexibilidad que ofrece y que permitirá el desarrollo de más fármacos.

© Copyright - ICUA 2015