Un estudio realizado en la Universidad de Oxford y financiado por el Cancer Research UK ha evaluado de qué forma el perímetro de la cintura de un varón le puede hacer vulnerable frente al cáncer de próstata.

Pues bien para llevar a cabo la investigación se han analizado los datos de 218.225 hombres de Reino Unido y finalmente se concluyó que la concentración de grasa en el perímetro abdominal supone riesgo de cáncer de próstata más agresivo.

De esta forma la cantidad de grasa en esa zona estaría relacionada con la posibilidad de morir por cáncer.  Los participantes fueron seleccionados de entre 500.000 voluntarios de entre 40 y 69 años de edad, reclutados entre 2006 y 2010. Al comienzo del estudio todos estaban sanos y libres de cáncer.

A continuación se hizo un seguimiento de 10,8 años de los participantes. En este seguimiento se fue detallando el índice de masa corporal, el porcentaje de grasa ( a través de bioimpedancia), perímetro de la cintura y finalmente los datos de la relación de cintura-cadera.

Para poder llevar a cabo el estudio se tuvieron en cuenta variables como estilo de vida, historial médico y nivel socioeconómico y finalmente los resultados fueron los siguientes. Durante esa década 571 participantes murieron como consecuencia del cáncer de próstata. Los participantes que tenían un perímetro un 25 por ciento más grande, tenían un 35 por ciento más de riesgo de morir. Sin embargo y como dato curioso, aquellos que tenían un 25 por ciento mayor de proporción de cintura-cadera, tenían un 34 por ciento más de posibilidad de morir por la enfermedad.

Estos datos hacen concluir a los expertos participantes que la concentración de grasa en la zona abdominal es más peligrosa que la obesidad o el sobrepeso en sí. Insisten que estar en normopeso es fundamental para evitar muchas enfermedades incluido el cáncer de próstata. En este sentido no solo cuenta el exceso de grasa como factor de riesgo, también cuenta la distribución de la grasa en el cuerpo del paciente.

© Copyright - ICUA 2015