Unos hábitos de vida saludables son sinónimo de longevidad y de prevención de enfermedades como el cáncer.  Es indudable que la predisposición genética puede determinar si una persona desarrolla o no cualquier tipo de cáncer. En relación con esta predisposición  un estudio publicado en International Journal of Epidemiology y realizado por la Universidad de Bristol, en Reino Unido, muestra como una variación genética concreta nos hace más propensos a padecer cáncer de próstata.

En la investigación han participado 140.000 hombres, de los que 80.000 tenían cáncer prostático y  revela que ser una persona más activa físicamente disminuye el riesgo de padecer la enfermedad. En el estudio se ha mostrado que una variación de la secuencia del adn, presente en algunos individuos, permite que tengan un 51 por ciento menos de riesgo de desarrollar el cáncer. Esta variación, explican, suele relacionarse con la actividad física.  La investigación ha sido la más grande realizada hasta el momento y concluye que el ejercicio, sin necesidad de ser intenso, es una poderosa herramienta contra el cáncer de próstata. En el mismo se han analizado 22 factores de riesgo del cáncer de próstata, siendo los relacionados con la actividad física los más reveladores. Los investigadores también relacionan esta variación con el cáncer de mama, ovario o de intestino.

Finalmente los investigadores explican la importancia en el cambio del estilo de vida de los hombres como fórmula preventiva. Desde ICUA además resaltamos la importancia de acudir a las revisiones periódicas a partir de los 45 años, antes si existen antecedentes familiares en el varón.

Si deseas conocer más sobre el cáncer de próstata, sus pruebas diagnósticas y sus actuales tratamientos puedes hacerlo en el siguiente enlace de nuestra web:

https://www.icua.es/urologia-avanzada/cancer-de-prostata/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015