Una investigación publicada el pasado año en la revista Cancer ponía de manifiesto que  las  mujeres con padres con cáncer de próstata, tienen casi un doce por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Estos resultados se obtuvieron mediante un estudio de seguimiento de 78.171 mujeres durante 132 meses de media. En el mismo estudio se explicó que, a la hora de evaluar un posible riesgo, no sólo hay que contar con los antecedentes familiares de cáncer en mujeres  sino que también influye  la incidencia del cáncer en los varones de la familia, concretamente de la incidencia del cáncer de próstata. Por tanto, a la hora de evaluar los factores de riesgo, también hay que tener en cuenta el historial médico del padre de la paciente.

Durante la realización del estudio se diagnosticaron 3506 casos de cáncer de mama. Entre las participantes en el estudio, un 48,7 por ciento tenían madres con cáncer de mama, un 36 por ciento de ellas tenía hermanas con esta patología y finalmente un 4,6 por ciento tenía hijas con la enfermedad.

Finalmente y con respecto al cáncer de próstata, aquellas mujeres que tenían padres, hermanos o hijos con cáncer de próstata tenían un 11,6 por ciento más de posibilidad de desarrollar cáncer de mama.  El estudio concluía que cuando el antecedente familiar de cáncer es por ambas partes (próstata o mama) , la mujer aumenta en un 80 por ciento el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

© Copyright - ICUA 2015