Hasta el veinte por ciento de los hombres padece calvicie masculina, un  problema que va en aumento a medida que el varón cumple diez años más.

Pues bien, durante muchos años se ha intentado establecer la conexión entre los problemas capilares y la aparición del cáncer de próstata. Un estudio publicado en Canadian Urological Association Journal ha intentado averiguar la relación existente entre ambas cosas. Para realizar la misma analizaron datos de 394 pacientes a los que se les iba a realizar una biopsia de próstata. En el estudio, además, anotaron aquellos que tenían calvicie y el tipo (frontal, de vértice suave, moderada o vértice severo).

La calvicie masculina suele ser consecuencia de una herencia genética por los andrógenos, hormonas sexuales masculinas dentro de la que destaca la testosterona. Esta última  es la encargada de darle al hombre los rasgos masculinos  físicos  y también, cuando se modifica y se convierte en otro tipo de andrógeno  llamado dihidrotestosterona (DHT) puede provocar efectos en el hombre como el crecimiento del pelo en el pecho o bien acné.

Esta calvicie y el cáncer son independientes aunque se ha comprobado que la DHT  estimula el crecimiento de las células prostáticas y con ello favorece a la aparición de la hiperplasia benigna.

Los resultados del estudio mostraron que, dada la relación del cáncer de próstata con las hormonas,  era indiscutible que la cuanto mayor era el grado de calvicie más posibilidad tenía el varón de desarrollar cáncer.  El análisis mostró que la aparición del cáncer se relacionó con grados elevados de calvicie. Esto se debe a que ambas condiciones dependen de los andrógenos, el factor de crecimiento IGF y los microARN.

Los investigadores explican que se deben realizar más estudios antes de establecer la calvicie como un posible factor de riesgo en el cáncer de próstata.

Si deseas conocer más sobre los factores de riesgo del cáncer de próstata puedes hacerlo mediante el siguiente enlace:

Cáncer de Próstata

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015