Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, y publicada en Proceedings of National Academy of Sciences ha logrado identificar uno de los motivos por los que las terapias hormonales no funcionan en ciertos pacientes.

Según la investigación estas terapias tratan de quitar a las células tumorales el combustible por el que siguen desarrollándose. En un primer momento se detiene el crecimiento tumoral pero a posteriori estas células para continuar con su desarrollo modifican una enzima. Con esta modificación las células tumorales pueden seguir desarrollándose.

Para realizar el estudio se utilizaron células tumorales de cáncer prostático, tejido humano y animal.

Con este descubrimiento, decidieron emplear un nuevo abordaje consistente en atacar directamente en la glutaminasa, un aminoácido que actúa como combustible de las células tumorales de la próstata. De esta forma y según los investigadores, en lugar de atacar al receptor de andrógenos, se ataca directamente a la fuente de alimentación del crecimiento tumoral o lo que es lo mismo, a la glutamina. También explican que atacar a la glutamina podría tener menos efectos secundarios que la terapia de privación de andrógenos y también se evita que el cáncer de convierta en resistente a castración.

Finalmente, los expertos explican que la inhibición de la glutamina podría ser un nuevo abordaje viable que reduzca notablemente el cáncer de próstata resistente a castración.

Si deseas conocer más sobre esta investigación, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://www.pnas.org/content/118/13/e2012748118

© Copyright - ICUA 2015