Investigadores de la Universidad de Cornell explican que ya existe tecnología suficiente como para producir pruebas de detección rápida de la enfermedad para personas que cuentan con mayores factores de riesgo como por ejemplo los hombres afroamericanos en determinadas zonas deprimidas de Estados Unidos.

Los expertos mostraron que con un lector portátil se podía analizar la sangre en tira reactiva y así analizar los niveles de PSA, que determinarían si el paciente podría tener cáncer.

Los resultados de esta prueba han sido publicados en Current Research in Biotechnology y, según explican, pueden en 15  minutos en un entorno comunitario y de más fácil acceso, realizar esta prueba y decidir si se deben llevar a cabo más pruebas diagnósticas.

Estas tiras son similares a los test de antígenos utilizados para la detección casera del embarazo o coronavirus. En este caso los investigadores emplearon una prueba mucho más sensible a los niveles de antígeno prostático. Asimismo usaron un lector que calcula la concentración de antígeno en sangre. Un hecho que va un paso más allá del las pruebas que dicen sí o no.

Los expertos explican que con este método diagnóstico podrían llegar a comunidades más aisladas y con menos recursos, un modelo que se podía exportar a otros países más allá de Estados Unidos. Es por ello que cuentan con el apoyo económico del departamento de Defensa de Estados Unidos para continuar con la investigación y probar el dispositivo portátil en comunidades más aisladas de medios sanitarios en Nueva York.

Si deseas conocer más sobre este estudio puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2590262821000332

© Copyright - ICUA 2015