Presentado en el Congreso de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), este tratamiento denominado 177Lu-PSMA-617 combina al mismo tiempo terapia y diagnóstico. Esto es así porque con una misma molécula se puede tratar y diagnosticar el cáncer.

Este tratamiento se utilizaba con anterioridad para tratar el cáncer de tiroides hasta que se ha comenzado a emplear en otros tipos de tumores, como ocurre en el cáncer de próstata, en el que ha mostrado resultados muy positivos.

Pues bien, según los resultados presentados por los investigadores del Memorial Sloan Kettering, de Nueva York, los pacientes que recibieron este tratamiento vivieron 15,3 meses frente a los 11,33 meses de supervivencia de aquellos hombres que recibieron un tratamiento estándar. En el ensayo participaron 831 pacientes con cáncer de próstata resistente a castración y aquellos que recibieron el tratamiento con teragnosis mostraron un 35 por ciento más de supervivencia. Según los portavoces el aumento de la supervivencia de cuatro meses supone un halo de esperanza, especialmente para aquellos pacientes a los que les han fallado los tratamientos como las terapias hormonales o la quimioterapia.

La técnica de teragnosis consiste en utilizar una molécula con alta afinidad por la proteína PSMA, proteína que se encuentra en grandes cantidades en el cáncer de próstata.  Esa molécula se une a un elemento radiactivo, el galio-68, que brilla en un PER. Para realizar el tratamiento esa proteína se une al lutecio-177, que emite una radiación que mata a las células cancerosas. De esta forma se actúa exclusivamente contra el tumor y con ello se evitan efectos secundarios. Según los diferentes especialistas y participantes en el congreso, esta terapia supone una esperanza para estos pacientes y podría aplicarse en un futuro a todo tipo de tumores

© Copyright - ICUA 2015