Este tratamiento, desarrollado por un equipo internacional de especialistas, emplea radiación beta que ataca directamente a las células tumorales.

Los resultados del ensayo en fase III se están presentando durante estos días en el Congreso de la Asociación Europea de Urología y han mostrado como este tratamiento es capaz de mejorar la esperanza de vida del paciente con cáncer de próstata metastásico resistente a castración.

Este nuevo tratamiento lucha contra la molécula PSMA y su microambiente circundante. Esta molécula se encuentra aumentada en las células tumorales.

Para poder llevar a cabo este estudio se contó con la participación de 831 pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a castración entre junio de 2018 y octubre de 2019. De forma aleatoria se les administró el tratamiento estándar o el nuevo.

Finalmente la investigación mostró como este tratamiento aumenta la supervivencia de los pacientes en un promedio de cuatro meses. Además la supervivencia libre de progresión se prolongó con una media de 8,7 meses en comparación con los 3,4 meses que aportaba el tratamiento estándar.

El análisis de los efectos secundarios de este nuevo tratamiento mostraron que la calidad de vida del paciente no se vio afectada negativamente, lo que muestra que es un medicamento eficaz que mejora la atención para este perfil de paciente con cáncer de próstata avanzado.

Según los portavoces del estudio se logra una mayor precisión en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata metastásico al atacar directamente a las células cancerígenas.

© Copyright - ICUA 2015