Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Washington, ha logrado identificar la molécula de ARN que acaba con los tumores prostáticos. 

Mediante el estudio, realizado en ratones a los que se les implantaron muestras de tumores, los expertos consiguieron desactivar las moléculas de ARN que permiten el crecimiento tumoral. Según las investigaciones el cáncer de próstata desarrolla formas de desactivar una molécula de ARN para permitir su crecimiento. Es por ello que restaurar ese ARN podría convertirse en una nueva forma de tratar el cáncer resistente a tratamientos.

Según los expertos, a los dos o tres años los tratamientos dejan de funcionar por lo que se convierte en indispensable el buscar nuevas herramientas para tratar a estos pacientes.

El receptor de andrógenos se convierte en indispensable en este punto y es que los expertos descubrieron que la sección de la molécula de ADN próxima al receptor de andrógenos produce una molécula denominada ARN largo no codificante.

Esta molécula desempeña un papel clave en la regulación del receptor de andrógenos. Los investigadores lo han denominado NXTAR (next to androgen receptor) y han descubierto que habitualmente no se encuentra NXTAR en las muestras de cáncer porque el receptor de andrógenos tiene una alta presencia. Sin embargo, cuando se suprime el papel del receptor de andrógenos comienza a reaparecer NXTAR y se convierte así en un supresor tumoral.

Esta conclusión se ha podido llevar a cabo a través de un fármaco denominado (R)-9b, un medicamento desarrollado para derribar la expresión del receptor de andrógenos y no simplemente bloquearlo. Con este nuevo estudio el fármaco (R)-9b se ha convertido en una herramienta útil para determinar la presencia de NXTAR y con ello se abre una vía de tratamiento para el cáncer de próstata.

© Copyright - ICUA 2015