Un estudio presentado en el Congreso de la Asociación Europea de Urología (EAU21) desvela que los pacientes obesos con cáncer de próstata avanzado presentan una mayor supervivencia que aquellos que tienen normopeso.

El estudio, realizado por expertos de la Universidad San Raffaele, en Italia, contó con el seguimiento de más de 1500 pacientes durante tres años y se pudo comprobar que aquellos con un IMC igual o superior a 30, tenían un diez por ciento más de supervivencia.


Esto supone la paradoja de la obesidad ya que esta patología supone un factor de riesgo para numerosas enfermedades y tipos de cáncer

En concreto se analizó la tasa de supervivencia de 1577 pacientes, de tres ensayos clínicos diferentes y con una media de edad de 69 años. Se trataba de pacientes que ya no respondían a tratamientos hormonales.  

Al final del estudio pudieron comprobar que el IMC elevado suponía una protección para el paciente frente a este tipo de cáncer y que les dotaba de una mayor supervivencia global (4%) y una mayor supervivencia específica del cáncer (29%).

Cuando pasaron tres años pudieron comprobar que el treinta por ciento de los pacientes obesos habían sobrevivido, frente al veinte por ciento de los pacientes delgados.

Los expertos señalan que esta investigación podría ser utilizada para aumentar la supervivencia de estos pacientes y estudiar la relación entre la grasa de los tejidos y el genoma del cáncer. Otro de los temas a investigar, según los expertos, es la interacción entre otros fármacos asociados a la obesidad y los tratamientos oncológicos.

Finalmente señalaron que es posible que estos pacientes sean capaces de tolerar mejor los efectos secundarios de los tratamientos así como su toxicidad. De la misma manera explican que, a pesar de los resultados obtenidos, no es recomendable tener un IMC por encima de treinta.

Si deseas saber más sobre este estudio puedes hacerlo en el siguiente enlace:https://eaucongress.uroweb.org/obesity-increases-survival-in-advanced-prostate-cancer/

© Copyright - ICUA 2015