Son muchos los hombres tratados con terapia de privación de andrógenos para el cáncer de próstata. Este tipo de terapia reducen los niveles de hormonas masculinas con la finalidad de evitar el crecimiento de las células cancerosas.

El problema de esta terapia son los efectos secundarios que posee, siendo la pérdida de masa ósea uno de los más destacados. Estos pacientes son más vulnerables a las fracturas óseas. Además pueden experimentar cambios metabólicos que aumenten el riesgo cardiovascular y de padecer diabetes.

Es indudable que los beneficios de esta terapia, independientemente de sus efectos secundarios, son muchos para evitar la progresión del cáncer. Es por ello que la última revisión de artículos publicada en Urologic Oncology y según la evidencia clínica, determina que los especialistas deben realizar un enfoque proactivo que evite las secuelas adversas asociadas a la terapia de privación de andrógenos y así poder optimizar la relación entre el beneficio y riesgo de los pacientes.

Si deseas conocer más sobre esta revisión puedes hacerlo a través del enlace descrito a continuación:

https://www.urotoday.com/recent-abstracts/urologic-oncology/prostate-cancer/108516-management-of-bone-and-metabolic-effects-of-androgen-deprivation-therapy.html

Finalmente os describimos un link en el que podréis descubrir cuáles son los tratamientos actuales del cáncer de próstata:

https://www.icua.es/urologia-avanzada/cancer-de-prostata/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015