Como ya habíamos mencionado en otras ocasiones tratar el cáncer de próstata no siempre es necesario. Esto significa que muchos pacientes, debido a la lenta progresión de la enfermedad o el estancamiento de la misma tan solo necesitan la vigilancia activa.

Para muchos hombres  el saber que tienen cáncer de próstata supone un duro impacto psicológico que les lleva  hacia el quirófano a pesar de no ser necesario. Aquí es donde el papel del especialista y de su buen asesoramiento cobra más relevancia. En estos casos se debe informar exhaustivamente al paciente sobre la enfermedad así como de los riesgos y ventajas de la vigilancia activa y la no intervención. Con motivo de este debate,  el de sí o no a la vigilancia activa, se han realizado muchos estudios para evaluar las posibles consecuencias de ésta.

El último estudio realizado concluye que los hombres diagnosticados de cáncer de próstata en su fase inicial sometidos a cirugía o a radiación tienen una supervivencia de al menos diez años, tal y como sucede con aquellos que deciden simplemente hacer un seguimiento y vigilancia de la enfermedad.

Explican que en un periodo de seguimiento de diez años, la supervivencia de estos pacientes era similar independientemente del método de tratamiento que emplearan.  De ello deduce el portavoz de la American Cancer Society que un millón de estadounidenses ha recibido radiación a pesar de no ser necesario.

La investigación publicada en el New England Journal of Medicine ha sido realizada por la Universidad de Oxford y financiada por el Instituto Nacional para la Investigación de Reino Unido.

Para llevarla a cabo se han analizado los datos de 82.000 pacientes de entre 50 y 69 años de edad de Reino Unido con niveles altos de PSA. A su vez el estudio se centro en hombres con cáncer de próstata detectado en un estadio temprano. Y estos se dividieron en tres grupos, los hombres sometidos a cirugía, los que se trataron con radioterapia y finalmente aquellos que se sometieron a vigilancia activa (análisis de sangre cada 3/6 meses, asesoramiento y tratamiento en caso de empeoramiento).

Los investigadores concluyeron que diez años más tarde no se percibían diferencias entre los tres grupos en cuanto a tasa de muerte, siendo significativos los efectos secundarios provocados por tratamientos como la radiación.

Si deseas conocer más sobre esta investigación puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1606220?query=featured_home&

Para saber más sobre la cirugía robótica, intervención con menos secuelas tras una prostatectomía, puedes pinchar en el link descrito a continuación:

https://www.icirugiarobotica.com/procedimientos-urologia/cirugia-robotica-prostata/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015