Un estudio publicado en Annals of Internal Medicine durante este mismo mes, ha puesto de manifiesto que- al contrario de la idea extendida entre la población- los suplementos dietéticos no alargan la vida y tampoco reducen los factores de riesgo de las diferentes enfermedades.

Una investigación realizada por la Universidad de Tufts, en Bostón, Estados Unidos, ha analizado mediante un estudio de cohorte de gran tamaño el papel que desempeñan los suplementos dietéticos. Explican que el ser humano debe lograr una nutrición a través de una dieta sana y equilibrada y que nunca se debe depender de estos suplementos para lograr una buena nutrición.

Los autores del estudio aseguran que una gran parte de la población, especialmente en Estados Unidos, consume suplementos alimenticios de manera regular con la finalidad de suplir posibles carencias nutricionales.

En el estudio, se han analizado los datos de 30,899 adultos que consumieron durante 30 días suplementos y participaron en seis ciclos de las encuestas nacionales de salud y nutrición (NHANES) entre los años 1999 y 2000 y entre 2009 y 2010.

También se analizaron los datos de la ingesta de nutrientes a través de los alimentos y suplementos entre 27,725 participantes que realizaron uno o dos informes exhaustivos sobre su dieta.

Los análisis realizados por los expertos mostraron que los suplementos no son capaces de sustituir una dieta sana, rica y equilibrada. En el estudio también se comprobó que los suplementos ricos en calcio aumentan los factores de riesgo con respecto a ciertos tipos de cáncer. Finalmente, en las conclusiones de este estudio sí que se deja de manifiesto una excepción, la del suplemento de licopeno, que podría reducir el riesgo de mortalidad por cáncer y por enfermedad cardiovascular.

Los expertos hacen bastante hincapié en la necesidad de llevar unos hábitos de vida saludables para así prevenir todo tipo de enfermedades.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015