Científicos del Instituto de Cáncer Dana-Farber han descubierto que existen mecanismos moleculares en el feto que se desactivan al nacer pero que vuelven a activarse cuando el cáncer de próstata se vuelve metastásico.

El estudio ha sido publicado en Nature Genetics y permite tener un conocimiento mayor de los tejidos de próstata cancerosos, metastásicos y normales. Una condición que permitiría en un futuro detectar cómo prevenir el desarrollo de la enfermedad y también posibles dianas de tratamiento. Tal y como explican la enfermedad metastásica se debe a una activación de mecanismos que estaban presentes durante el desarrollo fetal.

Estos mecanismos son los mismos que permiten que las células formen la glándula prostática durante el desarrollo fetal. Una vez formada se desactivan pero continúan teniendo memoria molecular que está presente en el epigenoma de las células de la próstata y que más adelante se reactivan para favorecer la metástasis.

Para realizar el estudio se analizaron 268 conjuntos de datos epigenéticos de muestras de pacientes que pasaron de tener tejido normal a tumores de próstata localizados y tambien que pasaron de tener tumores localizados a metástasis.

Los investigadores lograron detectar que el ADN contiene variables genéticas que aumentan la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata.

Finalmente los investigadores explican que este trabajo de años permite tener una mejor comprensión del cáncer d próstata y de su desarrollo por lo que en un futuro podría ser útil para el desarrollo de terapias preventivas o tratamientos.

Si deseas conocer más sobre este estudio, puedes hacerlo a través del artículo original publicado en Nature Genetics en el siguiente enlace:

https://www.nature.com/articles/s41588-020-0664-8

© Copyright - ICUA 2015