Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Umea, la de Uppsala y la de Tokio, ha descubierto más sobre el comportamiento de las células del cáncer de próstata para poder diseminarse, moverse y finalmente desarrollar metástasis.

La investigación se ha centrado en el estudio de TGF-beta, un factor de crecimiento que regula el crecimiento celular. Anteriormente ya había sido descubierto como los niveles elevados de este factor de crecimiento favorecen la metástasis de diferentes tipos de cáncer, de entre ellos el de próstata.

Este factor de crecimiento también regula la expresión de la proteína Smad7, una proteína que en células sanas es capaz de prevenir la señalización de TGF-beta a través de retroalimentación negativa. Pues bien, esta investigación ha logrado descifrar que Smad7, contrariamente a lo que se pensaba con anterioridad, es capaz de favorecer el desarrollo tumoral al regular dos expresiones génicas (c-Jun y HDAC6)

Según los portavoces existe un aminoácido, denominado Lys102, que se encuentra en Smad7 y juega un papel importante en el desarrollo de la metástasis. Este aminoácido se une a funciones reguladoras de genes en el ADN y aumenta la producción de la expresión génica de c-Jun y HDAC6. Con esta producción las células cancerosas tienden a moverse más y con ello aumenta la posibilidad de metástasis.

Los investigadores explican que este descubrimiento podría ser positivo ya que inhibir HDAC6 haría que las células cancerígenas de la próstata pierdan movilidad. Con este hallazgo se abre una vía de tratamiento al poder reducir el riesgo de metástasis.

En la actualidad continúan las investigaciones e incluso se están realizando ensayos clínicos con el inhibidor de HDAC6.

https://www.sciencedaily.com/releases/2020/09/200903133015.htm

© Copyright - ICUA 2015