La investigación, realizada por la universidad australiana de Victoria  ha mostrado que el ejercicio moderado es seguro para los pacientes supervivientes de este tipo de cáncer ya que las células inmunitarias se mantienen en niveles normales. Concretamente a las 24 horas tras haber practicado deporte el recuento de células inmunes vuelve a los niveles de reposo.

Muchos son los estudios que muestran los beneficios del ejercicio para pacientes oncológicos, especialmente para disminuir los efectos secundarios de las terapias.  Pero hasta el momento no se había realizado un estudio que determinara qué efectos tenía este ejercicio en el sistema inmunitario de los pacientes.

El ejercicio permite que las células inmunitarias se muevan por el torrente sanguíneo hasta donde son necesitadas por el cuerpo como barrera de defensa natural (infecciones o tumores). En los pacientes con cáncer estas células se pueden introducir en el tumor y ralentizar su crecimiento.

Para realizar el estudio se analizaron los datos de once pacientes sometidos a terapia de privación de andrógenos, catorce que recibían otro tratamiento o simplemente vigilancia activa y ocho pacientes sanos. Para llevarlo a cabo se les introdujo una rutina de ciclismo moderada, con el mismo grado de dificultad para todos, pero adaptada a cada uno de ellos.

Se realizaron analíticas antes de realizar el ejercicio, dos horas tras el ejercicio y a las 24 horas para tener tres evaluaciones de la función inmunológica. También se midieron niveles hormonales como la noradrenalina y adrenalina, que participan en el movimiento de las células inmunitarias.

Las conclusiones del estudio mostraron que a las 24 horas el recuento de células inmunes había vuelto a los niveles de reposo. Además se pudo comprobar que durante el tratamiento del cáncer la movilización de células inmunitarias no posee alteraciones destacables, un hecho que permite afirmar que el ejercicio, ajustado al tratamiento y controlado por el especialista, es positivo para el sistema inmunitario de los pacientes y supervivientes.

© Copyright - ICUA 2015