Myriams-Fotos en Pixabay

Un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition y realizado por expertos de Loma Linda University Health relaciona el gran consumo de lácteos con mayor riesgo de padecer cáncer de próstata.
Según el estudio, no solo relacionan la aparición de la enfermedad con mayor consumo de lácteos sino que también lo relacionan con aquellos productos con alto contenido en calcio.

La investigación ha sido realizada analizando los datos de 28.000 hombres norteamericanos y se tuvieron en cuenta los datos dietéticos de todos ellos al comienzo del estudio, cuando estaban todos sanos, sin cáncer. Para poder llevarlo a cabo se realizaron cuestionarios frecuentes nutricionales de exposición a lácteos así como otros factores como los demográficos, predisposición genética a padecer la enfermedad por temas familiares, actividad física, ingesta de alcohol, índice de masa corporal y finalmente cribados anteriores del cáncer.

Los datos fueron analizados durante ocho años y al final del estudio se pudo comprobar la existencia de 1.254 nuevos casos de cáncer de próstata.

La medición del calcio en los participantes fue separada entre productos lácteos y productos no lácteos como las crucíferas, verduras, legumbres o algunos frutos secos entre otros.

Según los resultados obtenidos aquellos participantes que consumían 430 gramos de calcio por día, tenían un 25 por ciento más de posibilidad de tener cáncer de próstata comparados con aquellos participantes que tan solo consumían 20,2 gramos de lácteos por semana.

Como dato interesante los expertos explican que el riesgo no aumenta a partir de los 150 gramos de ingesta de leche al día. Además, los expertos inciden en la poca evidencia entre el consumo de calcio y el cáncer de próstata y explican que podría deberse a la presencia de otras sustancias presentes en la leche de vaca, unas sustancias que no estarían presentes en los derivados de la misma como el yogur o en los alimentos ricos en calcio no láctico.

Explican que la relación podría residir en que un alto porcentaje de las vacas lactantes están embarazadas y que muchos tipos de cánceres prostáticos responden a un tema hormonal.

Finalmente los expertos comentan que el estudio tiene limitaciones evidentes por lo que no se puede ser tajante al afirmar que el consumo de vaca sea un factor de riesgo para la aparición del cáncer de próstata.

Si deseas conocer más sobre este estudio puedes hacerlo en el siguiente enlace: 

https://academic.oup.com/ajcn/advance-article-abstract/doi/10.1093/ajcn/nqac093/6603759

© Copyright - ICUA 2015