El cáncer de próstata es una enfermedad con un componente hereditario, calculándose así que un 57 por ciento de los casos se relacionan con la herencia. A pesar de ello existen datos dispares en las tasas de incidencia. Para poder determinar las asociaciones de genomas del cáncer de próstata esta investigación analizó 107.247 casos e hizo 127.006 controles.

La investigación, dentro de la que han participado equipos españoles como el Grupo de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Cantabria, ha sido publicada en Nature Genetics y ha puesto de manifiesto la detección de 89 nuevas variantes genéticas desconocidas hasta ahora, de las 269 existentes en el cáncer de próstata.

Los investigadores explican que esas 269 variantes son las que se relacionan con la aparición más temprana del cáncer de próstata y con sus formas más agresivas.

Según uno de sus portavoces, conocer estas variantes podría servir para hacer un diagnóstico precoz y así identificar a los pacientes que tengan más riesgo de desarrollar el cáncer. Con ello se puede medir la evolución del paciente y realizar pruebas diagnósticas a aquellos individuos más vulnerables ante el cáncer de próstata.

Los resultados, que se encuentran dentro del seno de un proyecto internacional denominado PRACTICAL, estiman que un diez por ciento de los pacientes con estas modificaciones más agresivas pueden beneficiarse de ese diagnóstico precoz.

Si deseas conocer estos resultados publicados en la revista científica, puedes hacerlo mediante el siguiente enlace:
https://www.nature.com/articles/s41588-020-00748-0#Abs1

© Copyright - ICUA 2015