Un estudio realizado por el Moint Vernon Cancer Centre de Northwood, en Reino Unido, y presentado en el congreso anual de La Sociedad Europea de Radioterapia y Oncología, explica como tan solo una dosis alta de radiación aplicada directamente sobre el tumor de próstata de bajo riesgo podría ser eficaz.

En el estudio participaron 441 pacientes con cáncer prostático y tratados en centros británicos entre los años 1023 y 2018. A continuación se realizó una clasificación según el riesgo de diseminación del cáncer. 44 hombres con cáncer de bajo riesgo, 285 con cáncer de riesgo medio y 112 con cáncer de riesgo alto.  A todos se les aplicó una dosis única pero alta de radiación y a 166 se les complementó el tratamiento con terapia hormonal.

Este nuevo tratamiento se denomina braquiterapia de altas dosis y dota de radiación al tumor mediante pequeños tubos. Con una sola dosis de tratamiento los resultados podrían ser similares, lo que permite reducir considerablemente el tratamiento del paciente.

Una vez administrada la dosis se ha monitoreado el progreso de los pacientes durante 26 meses de media. Se contemplaron los niveles de PSA a los dos y tres años tras el tratamiento, considerando que si el nivel de PSA aumenta, pues el cáncer puede haber aparecido.

Los resultados mostraron como a los dos años el 94 por ciento de los hombres, según su PSA, no mostraron reaparición del cáncer de próstata.  En los pacientes con cáncer de bajo riesgo esta cifra fue del cien por cien, en los pacientes con riesgo medio fue del 95 por ciento y en los que tenían alto riesgo fue del 92 por ciento. A los tres años la cifra total era del 88 por ciento. En este periodo los hombres con bajo riesgo mostraron un cien por cien, los de riesgo medio tuvieron un 86 por ciento y los que tenían alto riesgo, un 75 por ciento.

De todos los participantes 27 tuvieron el PSA alto y reapareció el cáncer en 25 de ellos y el cáncer de próstata concretamente reapareció en 15 pacientes. Los efectos secundarios en el momento del tratamiento no aparecieron. Sin embargo con el tiempo, dos de ellos mostraron fistulas rectales y otros dos pacientes tuvieron estenosis uretrales que requirieron de intervención quirúrgica.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015