Una investigación publicada en la revista Cancers muestra cómo esta prueba de orina es capaz de mostrar la agresividad del cáncer de próstata y podría reducir en casi un 35 por ciento la realización de las biopsias de los pacientes.

La investigación combina, mediante la orina, dos biomarcadores: los niveles de expresión génica de diez genes involucrados con el riesgo de cáncer y la medición del marcador proteico EN2. Para llevarla a cabo se han tomado muestras de orina de 207 pacientes a los que previamente se les había realizado una biopsia en el Norfolk and Norwich University Hospital, uno de los principales centros de la investigación situado en Inglaterra.

Los investigadores compararon los resultados de la muestra de orina con los obtenidos con la biopsia y se pudo comprobar el acierto de los mismos. Además, la prueba mostró diferentes puntuaciones de riesgo y resaltó los casos en los que el uso de la prueba invasiva había sido positiva.

Según los portavoces del estudio la prueba asegura qué paciente tiene cáncer. Finalmente, logra determinar el grado de la enfermedad y con ello se puede planificar mejor el tratamiento de forma individualizada, logrando reducir hasta en un 35 por ciento las biopsias.

Si deseas conocer más información sobre este estudio, puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://www.mdpi.com/2072-6694/13/9/2102

© Copyright - ICUA 2015