Un artículo realizado por la Escuela de Medicina de Yale y publicado en Current cardiology reports el pasado mes de Agosto, plantea el abordaje de la disfunción eréctil en pacientes hipertensos, dos patologías que se suelen simultanear en el cuarenta por ciento de los afectados.

Es precisamente por ello que el tratamiento del paciente con ambas enfermedades suele plantear un reto médico ya que existen factores de riesgo que se superponen. El artículo intenta, mediante la revisión de la bibliografía, ofrecer una serie de recomendaciones para estos casos.

En un primer momento los expertos explican que el tratamiento farmacológico de la hipertensión suele tener como efecto secundario la disfunción eréctil. Por otro lado muchos tratamientos prescritos para mejorar la función sexual del hombre están contraindicados con ciertos agentes antihipertensivos.

Según el estudio, el especialista debería optar por utilizar un bloqueador del receptor de angiotesina y a continuación un inhibidor de la enzima de conversión de la angiotesina o un bloqueador de los canales de calcio para el tratamiento de la hipertensión en pacientes con disfunción eréctil.

Los hombres con disfunción eréctil deben ser evaluados de su aptitud cardiovascular en la actividad sexual y los inhibidores de PDE-5 siguen siendo el tratamiento más indicado por los expertos para la disfunción eréctil.

A continuación os detallamos el enlace original del artículo recogido en Urotoday:

https://www.urotoday.com/recent-abstracts/men-s-health/erectile-dysfunction/98115-evaluation-and-management-of-erectile-dysfunction-in-the-hypertensive-patient.html

Finalmente desde ICUA recomendamos siempre al varón que padezca disfunción eréctil a acudir al especialista para averiguar el origen del problema. En muchas ocasiones los problemas sexuales pueden ser un síntoma de un problema mayor como el cardiovascular. Es por ello que se debe llegar a la raíz del problema para así poder ponerle una solución de manos del especialista.

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015