Un estudio llevado a cabo por investigadores de CIBEROBN y en el que participan expertos de varios centros como la Universidad Rovira Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili (IISPV) ha mostrado que ingerir 60 gramos de frutos secos podrían mejorar la función sexual. El estudio, en el que se ha contado con la participación de 83 individuos, ha sido publicado en la revista Nature. Se debe mencionar que todos los participantes tenían algo en común, la prevalencia de una dieta basada en las grasas de origen animal y con déficit de fruta y verdura.

Para poder llevarlo a cabo se dividió a los participantes en dos grupos. Por un lado, uno de los grupos mantuvo durante catorce días con dieta pobre en fruta y verdura y rica en grasas de origen animal. Por el contrario, el otro grupo complementó su dieta con una mezcla de nueces, avellanas y almendras.

Al final del periodo de intervención todos los participantes realizaron un cuestionario denominado IIEF-15 sobre la función sexual y a través del mismo se pudo determinar que una dieta occidental, a pesar de no ser saludables, mejora el rendimiento de la salud sexual si se complementa con frutos secos como almendras, avellanas y nueces. Los investigadores explican que los resultados han sido claros, mostrando como única diferencia entre ambos grupos la ingesta de frutos secos. Aun así explican la necesidad de realizar más estudios.

A pesar de los resultados desde ICUA animamos a llevar una dieta mediterránea rica en todos los grupos de alimentos y combinada con ejercicio regular.

Para conocer los resultados originales de la investigación puedes hacerlo en el siguiente enlace:

https://www.mdpi.com/2072-6643/11/6/1372

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015