Un estudio publicado en The journal of sexual medicine este mismo mes de marzo ha analizado de qué forma influyen las diferentes hormonas en la excitación y el desseo sexual masculino. Para ello han revisado los estudios médicos realizados y las discusiones interactivas entre especialistas sobre el tema para formar datos más certeros sobre el papel que desempeñan la pituitaria (hormonas como la prolactina, oxitocina, la hormona estimulante de los α-melanocitos), el tirodes y, finalmente las hormonas testiculares.

Los resultados del estudio han mostrado que la testosterona desempeña un papel esencial la sincronización entre el deseo sexual y la excitación.

De esta forma, explican que la terapia con testosterona mejora el deseo sexual y el problema de erección en personas con hipogonadismo. Asimismo el bajo deseo de pacientes con hiperprolactilemia se puede corregir con el tratamiento hormonal idóneo. La oxitocina y la hormona estimulante de α-melanocitos son fundamentales para obtener la excitación  sexual aunque todavía las investigaciones sobre las terapias basadas en su uso o derivados en el tratamiento de la excitación es deficiente como para aplicarlas como terapia.

Como conclusión, los investigadores afirman que la disfunción sexual suele estar asociada a las alteraciones endocrinas y se recomienda, acudir al especialista y poner solución al problema hormonal  en el tratamiento en trastornos del deseo y la excitación.

Si deseas conocer más sobre este artículo e investigación, puedes hacerlo mediante el siguiente enlace:

https://www.urotoday.com/index.php?option=com_content&view=article&id=87452:endocrinologic-control-of-men-s-sexual-desire-and-arousal-erection&catid=1154:erectile-dysfunction&Itemid=2824&utm_source=newsletter_3450&utm_medium=email&utm_campaign=uroalerts-men-s-health-weekly

Finalmente para saber más sobre la disfunción eréctil y su tratamiento, en el siguiente enlace puedes obtener más información:

https://www.icua.es/urologia-avanzada/disfuncion/

Equipo ICUA

© Copyright - ICUA 2015