Según el estudio de Epidemiologia de la Disfunción Eréctil Masculina (EDEM) la disfunción eréctil es un problema que padecen entre el 12 y el 19 por ciento de los varones con edades comprendidas entre los 25 y 70 años.  Estas cifras suponen que casi dos millones de hombres en nuestro país padecen la enfermedad, unos datos que aumentan considerablemente cuando el hombre lleva un tratamiento de psiquiátrico.

Las cifras del mismo estudio explican que hasta el cincuenta por ciento de los pacientes con ansiedad, depresión o psicosis tienen problemas de erección, siendo este uno de los efectos secundarios destacados a la hora de abandonar el tratamiento por parte de los pacientes.

Cabe mencionar que los tratamientos empleados para muchos trastornos mentales pueden afectar a la función sexual por su relación directa con los niveles hormonales de serotonina, importantes en las relaciones sexuales.

En cuanto a los fármacos prescritos a estos pacientes, se suele recomendar el tadalafilo para casos en los que el paciente tenga una vida sexual activa. Este fármaco se usa para tratar la disfunción eréctil así como síntomas de la hiperplasia benigna de próstata, entre otras indicaciones. En general aumenta el flujo sanguíneo, permite que la sangre fluya con facilidad y por ello puede provocar una erección. Es un fármaco que, según los laboratorios actúa de forma rápida por lo que no es necesario que estos pacientes dejen de tomar los fármacos indicados para su salud mental. Con ello se consigue preservar una parte importante de la vida de los pacientes, como es la esfera de la vida íntima, y con ello se logra evitar el abandono de tratamientos tan importantes como los psiquiátricos.

Si deseas conocer de qué forma se identifica la disfunción eréctil y cuáles son los tratamientos que se suelen indicar puedes hacerlo en nuestra web:

Disfunción Eréctil

Equipo ICUA

 

© Copyright - ICUA 2015